e-Learning y Plataformas

La educación a distancia es, dentro de las tantas posibilidades que permite Internet, una de las mayores innovaciones de los últimos años. Hace 10 años parecía imposible realizar un curso especializado en el exterior, pero hoy esto se puede hacer desde nuestra propia casa y con gran comodidad.

La educación a distancia puede emplearse para dos propósitos similares, pero con diferente enfoque: entrenar y capacitar.

Entrenamiento y capacitación

La capacitación es muy distinta al entrenamiento. Mientras que capacitación significa dar a los empleados las habilidades y los conocimientos necesarios para que puedan realizar su trabajo de una manera más eficiente y menos costosa, el entrenamiento, en cambio, es la repetición mecánica de una actividad, el desarrollo de habilidades.

La capacitación exige un modelo pedagógico que permita generar conocimiento e interacción con otros trabajadores para que, entre todos, realicen mejor las tareas que les corresponden. En un entorno de e-learning para la capacitación empresarial –algo así como un campus virtual para los empleados de una empresa– no sólo hay páginas web con los contenidos de los cursos, sino toda una plataforma que conecta y comunica a la “comunidad escolar” para la entrega de trabajos y tareas, y para la participación en charlas y foros de discusión.

Esta plataforma ayuda a crear nuevos conocimientos que apoyan el cumplimiento de uno de los objetivos primordiales de cualquier compañía: hacer más con menos. También hay un sistema de administración, desde donde se configuran los cursos, se dan de alta los alumnos, se importan contenidos, se habilitan los servicios, entre otros. Y lo mejor de todo es que ahora las herramientas de e-learning ya pueden ser utilizadas en cualquier dispositivo, no únicamente en una computadora.