Tecnología educativa

Un documento que examina la evidencia

En diversos foros, tanto académicos como sociales, se discute desde hace tiempo acerca de los avances y características que la tecnología educativa nos ofrece para ampliar el acceso a educación de calidad y las oportunidades de aprendizaje para más personas. En ocasiones, el entusiasmo con relación a su potencialidad para transformar el aprendizaje parece generalizado. Sin embargo, la evidencia experimental sobre la efectividad de los enfoques basados ​​en la tecnología educativa debe tomarse en cuenta para una mejor e informada toma de decisiones.

Entendemos también que la tecnología plantea retos importantes, pues la velocidad y la escala con que se implementan las innovaciones en tecnología educativa en ocasiones provocan que las desigualdades existentes se ahonden (la llamada brecha digital).

En este sentido, es interesante conocer el estudio “Education Technology: An Evidence-Based Review”, publicado por la Oficina Nacional de Investigación Económica de los Estados Unidos (NBER), que plantea como objetivo el «entender cómo la tecnología puede ayudar o en algunos casos obstaculizar, el aprendizaje de los estudiantes».

Los investigadores examinaron datos de diversos estudios dentro de las categorías:

  • Acceso a la tecnología
  • Aprendizaje asistido por computadora
  • Intervenciones en el comportamiento habilitadas por la tecnología educativa
  • Aprendizaje en línea

Acceso a la tecnología

  • Cada vez son más los estudiantes que tienen acceso a computadoras con internet (por ejemplo el 75% de los adultos estadounidenses aproximadamente); sin embargo, los estudiantes sin computadora son más propensos a verse beneficiados por el capital humano, ya que es más probable que provengan de un hogar de bajos ingresos: «Aunque los estudiantes universitarios son más propensos a tener acceso a la computadora, las computadoras y el Internet están lejos de ser universales entre los estudiantes de bajos ingresos”. Y aunque el aumento del acceso a computadoras e Internet puede no mejorar por sí solo el logro académico, han tenido éxito en aumentar el tiempo o la facilidad de uso. Esta observación, en combinación con los resultados positivos encontrados para el software educativo, sugiere que los modelos de políticas más prometedores pueden ser aquellos que integran distribución de hardware con programas de aprendizaje más específicos.

Aprendizaje Asistido por Computadora

  • La popularidad de los programas de aprendizaje asistido por computadora se ha multiplicado, y cientos de empresas compiten en el mercado debido a la gran demanda de este tipo de programas. El aspecto más discutido a través del cual se espera que estos programas mejoren el aprendizaje, ha sido su potencial para «personalizar» la educación, es decir, para proporcionar contenido adecuado a las necesidades de aprendizaje del estudiante en cuestión. Esta característica de adaptabilidad aprovecha la inteligencia artificial y las técnicas de aprendizaje automático para modelar los procesos cognitivos de los estudiantes y ofrecer contenidos de acuerdo con ello. No obstante, el estudio sugiere que las decisiones institucionales sobre qué software usar se basan más en la intuición que en la evidencia, por lo que siempre es importante contar con la adecuada asesoría que permita tomar las mejores decisiones para las comunidades escolares.

Intervenciones Conductuales

  • Las intervenciones conductuales pueden contribuir a reducir las disparidades en el compromiso académico, según diversa literatura educativa. El estudio reseña intervenciones en cuatro interesantes temas: 1) Estimulación de la participación de los padres en actividades de aprendizaje; 2) Acciones para mejorar los flujos de información entre la escuela y los padres; 3) Alentar el éxito en la transición de los estudiantes hacia y a través de la universidad; 4) Intervenciones sobre la mentalidad, para aprender más sobre qué enfoques de los cambios de mentalidad son más efectivos, y en qué contextos.

Cursos en línea

  • El campo del aprendizaje en línea está cambiando constantemente. Por un lado, los sitios web que ofrecen módulos de estudio independientes, que permiten a las personas seleccionar el contenido más fácilmente y complementar su formación con otras clases, han ganado importancia. Otro nuevo desarrollo ha sido el surgimiento de esquemas de certificación casi formales, como los “NanoDegrees y MicroMasters”, que son certificaciones otorgadas por completar conjuntos de cursos que no son títulos formales en el sentido de títulos universitarios, pero que son evidencias de la obtención de habilidades reales. Si estas certificaciones cuasi formales serán o no aceptadas como útiles por los empleadores y tendrán importancia en el mercado laboral es algo que estará quedando claro en los próximos años. Respecto a los MOOCs (Cursos Masivos Abiertos en Línea, por sus siglas en inglés), una tarea importante para la agenda de investigación será definir qué resultados deben medirse, más allá de los porcentajes de su finalización, para juzgar su éxito. Esto podría ser a través de investigaciones más cercanas que demuestren específicamente si este tipo de cursos masivos abiertos pueden agregar valor al proceso educativo.

Es importante hacer notar que en el resumen de este estudio se señala que “si bien esta revisión se centra en la literatura de los países desarrollados, también se basa en una amplia investigación de los países en desarrollo”, lo que le da pertinencia en nuestro contexto de país en desarrollo.

Para reflexionar

En nuestro mundo la presencia de la tecnología no tiene reversa, es algo que nos acompañará cada vez más en nuestras vidas. En el caso de la tecnología educativa, es importante considerar que las inversiones para implementar este tipo de soluciones son grandes, por lo que deben optimizarse lo más posible, tomado en cuenta principalmente el capital humano de las organizaciones, es decir, poner en el centro a las personas que utilizan la tecnología.

Todo lo relativo a la enseñanza y el aprendizaje en línea es particularmente interesante para nosotros, en el sentido de que hemos podido desarrollar distintas soluciones para diversas problemáticas de capacitación y enseñanza en instituciones de los sectores público y privado, para hacer llegar contenidos de aprendizaje a usuarios heterogéneos en diversas partes del país.

La tendencia es acceder a contenidos educativos casi en cualquier lugar y momento. Los tiempos que corren son muy interesantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *